Clandestine Love
Bienvenido
Este es Clandestine Love, el lugar donde el amor, la fantasía, la sexualidad entre otras se hace realidad. ¿Qué esperas? Registrate y se parte de nuestra comunidad
Foros Hermanos
Afiliados Elite

Nada es seguro

Ir abajo

Nada es seguro

Mensaje por Michael Knightley el Miér Nov 23, 2011 6:20 pm

Si, nada lo es, aun si estas paredes tenían esos 12 de grosor nada aseguraba que algún enemigo llegue allí con una fuerza bruta o todo un armamento para destruirlo, y luego de eso, atacar a nuestro querido emperador. Es claro que de esa situación necesitaba ayuda, lo único que molestaba es que ninguno se ofrecía ¿Razón? No había ningún guardia dispuesto a que se dedicara a un trabajo como este, o eran muy cobardes o simplemente se negarían a una orden como esa ¿Acaso eran idiotas? Mira que si era en realidad esa segunda razón son idiotas los que se postulan al trabajo, si incluso consideraba un estúpido aquel quien comandaba a los guardias, por algo no le hacía caso, si quiera el quería hacer su deber, nada más daban vergüenza, en serio me preguntaba porque eligieron un trabajo como ese, seguramente servirían mejor como esclavos.

Pero bueno, tampoco me quejaría por hacer la labor yo, es más, me sentía encantado de hacerlo, uno porque tendría algo que hacer que lo típico de siempre, lo otro sería porque se trataba de la persona a quien mas respetaba y brindaba tanto honor. Él era como el único a quien seguir, mismos ideales, mismos pensamientos, misma crueldad. Y no solo eso, el poseía un físico tan envidiable que en ocasiones me daba curiosidad por ver más de ese rostro perfecto, en serio, era una pena los que los detestaban o tenían miedo, yo por el contrario me fascinaba todo de él y trabajar para él, con el permiso de usar en ocasiones sus palabras para cuidar del reclusorio, era en verdad algo fascinante.

Así que, allí andaba, con el uniforme de costumbre, cuidando de los pasillos, iendo de aquí para allá ¿Horas? Digamos que eran alrededor de las 5 o 6 de la tarde, era temprano y supongo que el sol estaba aun ahí pero no por mucho tiempo. Siempre manteniendome con la pose firme mirando a todos lados. En ocasiones volteaba mi mirada a donde se encontraba aquel castillo donde mayormente se encontraba el emperador, quien según creía debía estar muy ocupado, pues ni asomarse a la ventana para ver el esplendido día hacía. Pero vamos, con tal de que esté seguro, me bastaba, pero por un momento una duda cayó por mi mente y fue...

-¿Estará allí de verdad? - No es que desconfiara de mis pensamientos, es solo que como a ultima hora fui elegido para este trabajo digamos que había llegado unos minutos tarde, de no ser por esos idiotas que nunca creían en mí habría sido puntual como de costumbre.

No fue mucho lo que demoré en decidir si voy o no al castillo a preguntar, por otro lado siempre estaba alerta ante cualquier siquiera intento enemigo, pero por lo visto, nada, así que dudo que vaya a ocurrir algo mientra veo donde está, y, de todas formas si alguien sospechoso llegara no lo pensaría dos veces para aniquilar ante aquel que se atreve a un ataque sorpresa. Fui en paso firme y tranquilo hacia allí dentro, toque un par de veces la puerta de manera educada y sin embargo, nadie contestó. Me atrevía a entrar allí con cuidado de no hacer todo un escándalo, pues si llegara en el remoto caso de interrumpir algo el culpable sería yo. Subí por aquellas largas escaleras, una por una, haciendo que cada paso mio denotara que estaba yo allí dentro. No me cansaba ir por esos interminables escalones, en verdad mi mente estaba preocupado de otra cosa. Y finalmente llegué, hasta la puerta de donde siempre suele estar, me acerqué y llegué a golpear suave aquella puerta y decir...

-Emperador Adheleyd ¿Está ahí?
avatar
Michael Knightley
Guardia Imperial
Guardia Imperial

Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 19/11/2011
Edad : 25

Ver perfil de usuario http://khryaoi.foromx.net/

Volver arriba Ir abajo

Re: Nada es seguro

Mensaje por Adheleyd el Dom Nov 27, 2011 2:09 pm

Escuche mientras lee este post:

¿Cuándo había decaído la riqueza, la satisfacción y el poder? Con la mirada fría bajo el resbaladizo cristal de su balcón imperial, firme sin ninguna inmutable estadía de descanso, sobre el sin fin de acciones mundanas que la gente misma realizaba, ejecuciones, impuestos, prestamos, sugerencias, quejas, blah blah blah…De nuevo ese ticteo de el reloj, ¿tan tarde era? Su rostro inmutable se propinaba a las más puras e inmaculadas criaturas angelicales, la albina piel que poseía solo reflejaba la castidad manifestada en lúgubre malicia y total pureza ¿Qué representaba a los Miccxarakendwys? Y porque a pesar de tantos años no mostraban señal de envejecimiento después de los 22 años, igual a un modelo famoso de los programas de televisión, si, así se veía: apuesto, bien curtido en su cuerpo, sensual, sexy y atrayente. Pero… ¿Por qué esta sensación de estar muerto? Mientras culminaba con la escritura de un tratado general sus labiales reflejaban la extrema frialdad y tranquilidad indestructible que siempre poseía, sin embargo por dentro se carcomía por el dolor y la confusión.
Las 6:25 y 45 segundos, dejo finalmente el bolígrafo de metal precioso, se levanto volvió su mirada a la espada que siempre cargaba en su cintura la desenfundo y la contemplo: Brunilda era su nombre, el nombre de su primera amada cuya alma yacía en la espada, la nostalgia envolvió la sala, un frio estremecedor se manifestó en esta opacando los cristales y formando leves grietas de hielo, sus ocelos envueltos en pilares líquidos que sin ningún detalle salieron de estos, el color plata de esas gemas vidriosas no mostraba más que la pura realidad, adentrando un mar profundo envuelto en silencio, nostalgia y pureza, afilados que consume hasta la más grande envoltura de este mundo, su triste incomparable y firmeza intachable. Bajo el casto nubloso de su tétrica prisión, la espada en la diestra y el mentón firme aun contemplando la hoja de metal, la agito una vez el chirrido de este contra el suelo se hizo majestuoso ¿Hacía cuanto que no la usaba? Se pregunto así mismo mientras la borrosa existencia de su adentrado ser suspiraba en anhelo, tic…tic...tic…de nuevo el reloj, ya eran las 7, vaya que era tarde ¿acaso había perdido 15 minutos en su contemplación? Sus labiales figuraron una muy tenue sonrisa, esas almohadillas rosadas que provocaban ansía en la gente, muchos preferirían morir y recibir un beso de estos que seguir con vida, sus parpados cayeron lentamente hasta cubrir sus ocelos, camino de forma calmada y tomo asiento sobre su trono -Hmhm- expulso un leve sonido de sus labios, muy atrayente a un abrumante susurro, estremecedor y sensual. Su mirara se coloco sobre la entrada, allí estaba su guardia, ¿Qué hacía Michael aquí? Se pregunto a si mismo, pero la respuesta era obvia, quien más leal que él para venir a cuidarle -Pasaros-
avatar
Adheleyd
Noble
Noble

Mensajes : 76
Fecha de inscripción : 17/11/2011

Ver perfil de usuario http://clandestine-love.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Nada es seguro

Mensaje por Michael Knightley el Dom Nov 27, 2011 7:51 pm

Nada más escuchar su grave voz, aun si era casi en un leve susurro, era todo lo que me bastaba. Con oir aquello una curva apareció en mis labios pequeños, la alegría de saber que allí estaba presente en mí en estos momentos, pues asi, me sentía comodo que no pude cometer la falta de mi puntualidad por causa de esos idiotas que debía llamar "mis jefes", bah~ Mi unico jefe, o como yo prefería llamar, lider, era el emperador y nadie podría contradecirme de aquello. Niegamelo y será lo ultimo que harás, por que vamos, que de no ser por él no existiría nunca este Reclusorio del cual sus leyes estoy totalmente de acuerdo, pensamos de la misma manera, como si de nuestras mentes constituyeran una sola persona.

Con su permiso entré allí, girando con suavidad la perilla tan perfecta de la puerta y empujar para poder entrar. Allí lo observé, tan bien sentado en su trono donde podía denotar el gran e importante puesto que poseía, un puesto que solo él podría tomar con facilidad, solo él y nadie más. Le miré con serenidad y manteniendo esa tipica sonrisa mia mostrando así que me encantaba ir a verlo, aun si el asunto a tratar era algo muy pequeño.

-Permiso. -Dije para dar una leve reverencia como mi respeto hacia el, y fijé mis ojos a los suyos. Claro, que de sus ojos no percibí los mismos sentimientos, si bien tenia una sonrisa muy pequeña de esos labios tan tentadores que poseía, sus profundos platinos ojos demuestran un sentimiento amargo de tristeza y soledad, aunque ya era mera costumbre verlo así, era algo como decir que esa era su personalidad, pero cabe decir, que se extrañaba verlo sonreir por los momentos en que el emperador se encontraba con una pareja.

¿Acaso era esa la razón? Quien sabe, pero tampoco me pondría a discutir su forma de ser, si él deseaba ser así ¿Quién era yo para cuestionarlo? Aun así me agradaba su naturaleza, pues asi como era es que lograba tanto exito, o por lo menos es así como lo llamaría, pues sabía que muchos consideraban este lugar un maldito lugar sin salida, pero vamos ¿Es culpa de el que hayas venido hasta acá? Pero volviendo al tema, no pude evitar sentir algo de compasión por esa mirada, como si en el fondo de mi corazón quisiese cambiar aquello, pero por favor ¿Y que podría hacer?

-Le ocurre algo, ¿Se puede saber el qué? -Se escapó de mis labios aquella pregunta de mis pensamientos, pero supongo que así la duda estaría resuelta, sin embargo, no esperaba respuesta alguna de su parte, sabía que el emperador no era de esas personas que gustaba de mostrar sus emociones ante alguien, ni siquiera a alguien como yo del cual podría confiar al 100%. A la vez podía creer que en esta ocación sería algo diferente, que se dedicaría a responder mi pregunta

Independiente de ello, aun asi si había algo en que lo sirviese, sea lo que sea, el mismo sabía que podía pedirmelo sin molestias, de hecho, me dejaba totalmente conforme que podría ser util en algo, para mis siempre ha sido y será, que sus deseos sean los míos, como un buen perro, un buen sirviente, un perfecto guardia personal.
avatar
Michael Knightley
Guardia Imperial
Guardia Imperial

Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 19/11/2011
Edad : 25

Ver perfil de usuario http://khryaoi.foromx.net/

Volver arriba Ir abajo

Re: Nada es seguro

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.