Clandestine Love
Bienvenido
Este es Clandestine Love, el lugar donde el amor, la fantasía, la sexualidad entre otras se hace realidad. ¿Qué esperas? Registrate y se parte de nuestra comunidad
Foros Hermanos
Afiliados Elite

Aless Westwood~

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Aless Westwood~

Mensaje por Aless Westwood el Sáb Dic 10, 2011 8:16 pm

Imagen
Spoiler:

Nombre:
Aless Westwood

Edad:
17 aparentes (200 reales aprox. no lo recuerda)

Raza:
Ángel Caído

Sexo:
Masculino

Sexualidad:
Homosexual

Descripción Física:
Aless cuenta con una altura de 1,69, y una figura ligera y delgada pero sin dejar de ser elegante. Su piel es suave y y pálida, completamente perfecta en parte debido a su raza. Su cabello es negro azabache, liso y a capas, haciendo por ello que algunos mechones sobresalgan. Tiene unos ojos azules intensos y expresivos, quizás lo único que queda de su antigua aura, ya que Aless como todos los de sus especie fué un ángel antes de convertirse en un caído. Sus ojos sin duda pueden ser la parte que más llame la atención de él, parecen irradiar luz, algo quizás extraño de ver en los de su especie, corroídos por las sombras. Su vestimenta suele ser ligera, presta poca atención a su vestuario, pero de poder elegir querría ir siempre con una camisa blanca, fina y vaporosa y unos pantalones negros. Es muy monocromático a la hora de vestir, y poco adentrado en detalles.

Descripción Psicológica:
Si hubiera que describirlo con una palabra esa sería inestable. Extremadamente inestable. Aless es una persona que puede alterarse muy fácilmente, hasta el punto de llegar a ser tratado de loco, aunque fácil es llegar a esa conclusión al verle. Sufre un caso de bipolaridad, con cambios muy notorios cuando esto se produce.
Cuesta creer que de alguien con su apariencia pueda tener tales problemas emocionales, todos ellos producto de un pasado que no recuerda, y que lo atormenta con flashbacks que pueden producirse en cualquier momento.
La mayor parte del tiempo Aless es una persona muy tranquila y calmada. Generalmente de apariencia distante o en trance al estar siempre con la mente en otras cosas. No es muy hablador, y cuando lo hace no se pueden esperar muchas palabras, aunque de todas maneras no tiene mucho contácto con otras personas, y tampoco se lo permiten al ser un esclavo.
No suele cambiar de forma de actuar de manera controlable, puede llegar a surgir en cualquier momento, quizás por un objeto, o al tocar algo o ver algo que le pudiera resultar familiar y que no recuerda. En estos casos se vuelve violento y hará todo lo posible por escapar de donde esté, acabando por esconderse en cualquier lugar alejado y pequeño, pegado a la pared casi con desesperación, los flashbacks llevan con ellos dolores de cabeza insoportables y lo pasa muy mal cuando estos se dan. Cuando se encuentra inestable no se puede tratar con él de ninguna manera. Responderá hacia ti de manera fría, le da absolutamente igual lo que te pase, a lo que responderá con una sonrisa casi cruel. También se puede dar el caso en el que desaparezca por que no quiera la presencia de nadie, y en el caso de ser atacado durante este periodo no gritará. Le han enseñado a no hacerlo.

Gustos:
-Las camisas finas y blancas
-Las rosas, rojas, negras o azules,
(le gusta arrancarle los pétalos a estas
hasta romperlas y ver como son llevadas
después por el viento.)
-Los cerezos
-La música suave (lo ayuda a tranquilizarse
en momentos de inestabilidad psicológica y
emocional)
-El olor del tabaco perfumado
(vainilla, menta etc) pero no lo fuma.
-El silencio y pasar desapercibido en él.

Disgustos:
-Los gritos, o situaciones bruscas (lo alteran)
-La violencia de ninguna forma.
-Las ataduras o cualquier cosa que lo aprisione
-Las violaciones o situaciones que lo fuercen
-Cualquier cosa que le recuerde a su pasado,
o mejor dicho que le traiga un retal de recuerdos,
ya que no recuerda nada de quien fue o era.
-Que toquen un pequeño reloj de bolsillo dorado
que lleva siempre consigo, al abrirlo suena una
música suave que adora, y que en ocasiones le
lleva a recordar cosas, aunque esto no le guste.

Historia:
16 de Mayo 1889 - Inglaterra.
Era noche cerrada, oculta, la lluvia era densa, tanto que apenas dejaba ver dos metros por delante, produciendo un ambiente agobiante y oscuro. Apenas resonaba de tanto en tanto los pasos apresurados de algún viandante extraviado, cobijado bajo un paraguas, pero nada más era de esperar de esas calles sucias y angostas. Quizás eso fuera lo que hiciera extraño el ver una figura tirada sobre la calle, de la que apenas si se podía escuchar un hálito de vida.
Las ropas prácticamente se le pegaban al cuerpo como una segunda piel, al igual que el cabello completamente empapado. A pesar de ello el aspecto miserable de alguien en la calle no parecía ser motivo suficiente para hacer parar a ninguno de los carruajes que de vez en cuando la cruzaban, todos muy lujosos y arreglados. Era irónico los sucesos, y la cantidad de vueltas o infelicidades que podía dirigir de manera cruel la vida hacia una persona, librando a otras de todas las penas.
¿Que podía esperar una persona como aquella de la vida? Lo más extraño de todo sin duda fuera la procedencia de este tirado en la acera. ¿No eran los ángeles aquellas criaturas preciosas? Costaba creer que aquel fuera uno de ellos.

Apenas alzó la vista levemente, los ojos grandes y azules con una tristeza en ellos quizás ya permanente acompañando una piel nívea y unos labios azulados por el frío del temporal, encontrarse de frente con unos zapatos negros, perfectamente arreglados. Ambos parecieron reconocerse mutuamente con facilidad, y esto fuera lo único que llegara a hacer titubear al caído a aceptar la mano que le tendió el otro para levantarse a duras penas. Ni siquiera hubo tiempo de considerar el pecado.
¿Que le importaba ya con quien fuera? ¿Que le importaba si aquel día había decidido acabar con su vida como la conocía al aceptar la mano de un demonio? Tampoco le quedaba nadie a quien recurrir. Había sido utilizado desde niño, para después ser abandonado al dejar de ser útil y recogido por una mujer ya en avanzada edad que trabajaba en un pequeño comercio de la zona, pero ya muerta hace unos años. Quizás esa fuera la única persona que llegó a apreciar. A pesar de ello no conservaba nada de esa mujer, a escepción de lo que sería un pequeño reloj dorado, y que lo había acompañado desde niño con una melodía que ya actuaba como un sedante en él.
Muy inestable emocionalmente al haber pasado por todo en lo que lo habían "utilizado" siendo la suya como un ángel un aura tan "débil". Había sufrido maltratos de todo tipo, había sido violado y torturado numerosas veces con el objetivo de ganarse unas monedas.¿Realmente temía a algo después de todo ello?
Murió esa noche. No necesitó ni decirlo dos veces antes de que aquel "salvador" corrompiera toda su vida. Tampoco necesitó dos veces para que aquel se apropiara de todo recuerdo existente en su cabeza, hasta cualquier mínimo y escaso resquicio de felicidad que hubiera tenido. A pesar de ello, una persona que ha olvidado lo que es sufrir también es una persona más feliz, y quizás así lo fuera durante un tiempo antes de ser vendido como esclavo, aunque poco le importaba en aquel momento. Aquello solo aparecía como el primer problema en una libreta de su cabeza que había sido borrada completamente para comenzar de nuevo a anotar experiencias, y muchas más por llegar.

Extras y objetos personales:
Un reloj de bolsillo dorado que fué en un pasado de su madre adoptiva, pero de lo que él no se acuerda.
Spoiler:

Nombre real del pj: Original
Nombre del manga, anime, videojuego: Original

El amor clandestino es el principio de el fin y el inicio de la diversión.
avatar
Aless Westwood

Mensajes : 4
Fecha de inscripción : 10/12/2011
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.